1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://gaylatino.about.com/od/Mejorarlaautoestima/a/Aceptar-El-Vih-Con-Actitud-Positiva.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Aceptar el VIH con actitud positiva

Ideas para mantener la calma y ser proactivo con tu salud

De

Aceptar el VIH con actitud positiva

La ira representa una amenaza especial para los portadores del VIH por la culpa que sienten de haber contraído la enfermedad. Este sentimiento puede agravar la enfermedad, por lo que es necesario procesarlo ya sea en terapia o con prácticas espirituales.

Gregory Kramer / Getty Images

Ser diagnosticado con VIH no es un decreto de muerte ni el fin del mundo. Ese es un concepto erróneo. La vida continúa por el mismo sendero, solo que deberás cuidar tu salud y para ello tal vez iniciar un tratamiento. Para superar cualquier miedo inicial, la clave es aceptar la enfermedad con una actitud positiva. Es así como podrás mantener la calma.

Existen muchos prejuicios sobre los portadores del virus entre la población general. Pero a veces los prejuicios los mantienen las mismas personas infectadas que se sienten culpables por haber adquirido la enfermedad al no haberse protegido en las relaciones sexuales. A medida que superes dichos prejuicios, verás como el panorama se va aclarando.

El proceso de recuperación emocional no sucede del día a la noche. Depende de cada persona individualmente y de la ayuda que busques al enterarte de su condición. Estas ideas probablemente te ayuden a tranquilizarte y a ser proactivo para recuperar o mantener tu salud:

  • Busca ayuda profesional

Cuanto más pronto te pongas en manos expertas, mejores resultados obtendrás, más allá de la inevitable depresión que causa enterarse del diagnóstico y las conductas autodestructivas a las que conduce. Ciertos asuntos requieren de atención como pudiera ser un médico especializado en VIH, un consejero para que te oriente en tus asuntos personales o un abogado.

No sientas vergüenza ni creas que eres débil por pedir asistencia. Para eso existen numerosas instituciones que prestan ayuda financiera o te guían para solicitar ayuda gubernamental disponible para los enfermos de VIH/SIDA de bajos recursos. Estas organizaciones te pueden sugerir médicos que te administren tratamientos antivirales. Desafortunadamente, muchos esperan hasta enfermarse para ir a un hospital. Si usas drogas, es oportuno buscar la sobriedad, pues la combinación de drogas ilícitas con VIH es una receta fatal.

También es vital que busques un grupo de ayuda donde se reúnen hombres gay VIH+.

  • Ten cuidado con la rabia y el sentimiento de culpa

Probablemente te haya invadido una sensación de rabia que te haga culpar a alguien o a ti mismo por haber contraído el virus, y que en un ataque de ira contra el mundo te lances a tener relaciones sexuales sin protección a sabiendas de tu diagnóstico. No solo pudieras poner la vida de otros en peligro sino que luego te tocará vivir con el cargo de conciencia. Llenarte de odio no te hará nada bien.

No es bueno albergar esa ira que puede presentarse como venganza, malicia o autocompasión, porque pone en riesgo tu salud, ya que puede bajar tus defensas inmunológicas, permitiendo así el avance de cualquier enfermedad oportunista. Pudieras tener resentimientos justificados, pero lo más sano es desaferrarte de ellos para conseguir tranquilidad en el presente.

En estos casos sirve meditar, hacer ejercicios, escuchar tu música favorita y si eres una persona de fe, orar a tu Creador. Otras herramientas son la respiración profunda, una ducha caliente o gritar sentado en una silla, siempre que estés en un lugar privado. A la larga, lo que más funciona es cultivar el amor propio.

  • Establece prioridades y organízate

Es normal que te sientas abrumado al descubrir que estás infectado por todo lo que debes hacer para tu bienestar, desde ponerte en manos de especialistas hasta decírselo a tus seres queridos si lo crees conveniente. Haz una lista de asuntos por resolver en orden de importancia. Recuerda que la salud debe ir por encima de todo, porque solo estando saludable puedes disfrutar de pareja, amigos, trabajo y viajes.

Si comienzas un tratamiento, necesitarás un orden para tomar los medicamentos a la hora debida y sin saltarte una dosis. En el consultorio anota todas las indicaciones para no olvidarte cuando llegues a casa. Un trabajador social puede ayudarte a trazarte un horario para crear una rutina y ordenar otros asuntos. También es recomendable en un principio que anotes los alimentos que debes comer y no saltarte las comidas.

Aunque el dolor sea muy profundo, evita autodestruirte con relaciones sexuales sin protección o abusando alcohol y drogas. Tu felicidad y éxito están en tus manos. Eres el dueño de tu propio destino.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Comunidad Gay
  4. Mejorar la autoestima
  5. Aceptar el VIH con actitud positiva

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.