1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://gaylatino.about.com/od/Mejorarlaautoestima/a/Hombre-Gay-Latino-Feliz.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Hombre gay latino feliz

Ser VIH positivo no impide tener una vida digna y feliz

De

Hombre gay latino feliz

“Hoy día me quiero y me acepto a mí mismo como un hombre que le gusta otro hombre, que tiene VIH y que se merece ser feliz, esta es mi lucha”, dice Félix.

Cortesía de Félix González Di Natale
Félix González Di Natale se considera un hombre gay latino feliz pese a que desde el 2002 es portador del VIH/sida. Más bien, la enfermedad se convirtió en su gran aliado para alcanzar sus metas y objetivos, y vivir de una manera sana.

De origen paraguayo, González inmigró a Estados Unidos en el 2000 a la edad de 30 años. Era un exitoso abogado en su país. En su nueva patria descubrió que estaba enfermo. Al principio se sintió miserablemente, pero poco después, su perspectiva sobre su condición comenzó a cambiar.

Hoy en día, se acepta y se quiere a sí mismo como un hombre gay portador del VIH. No teme compartir su experiencia para enseñar a otros cómo mirar de frente la enfermedad y derribarla. Para ello, conversó con About en Español.

  • ¿Cuándo supiste por primera vez que eras gay y cómo lo tomaste?

Desde niño, mi primera conciencia, no sé a qué edad, era que el hombre es lindísimo. Mi primera relación sexual fue con un hombre, un compañero de escuela y vecino, quien sabía hacer el amor, y sabía hacerme sentir bien en el sexo. Sólo que nuestras relaciones tenían que ser a escondidas. Siempre me sentí cómodo con él; fue mi primer gran amor. No podía compartirlo con nadie porque la sociedad me reprimiría. Yo asistía a una escuela de varones y lo normal era tener novia de la escuela de hembras. Pero a mí, quien me atraían eran mis compañeros y lo muchachos de mi colegio.

  • ¿Cuándo crees que contrajiste el VIH y por qué no te cuidaste lo suficiente?

No sé cuándo lo contraje pero lo descubrí el 28 de octubre de 2002. Sí me protegí y mucho, pero me infecté por confiar en parejas que no lucían gay. En aquel entonces, yo pensaba que el virus era contraído por travestis o gays muy afeminados, no de hombres que jugaban fútbol, practicaban boxeo y se mantenían alejados del ambiente gay. Me equivoqué.

  • ¿Cómo fue el día que te dijeron que eras seropositivo y cuál fue tu reacción inicial?

No estaba muy claro del significado de la enfermedad. Los médicos me dijeron que era algo incurable, y que mi esperanza de vida era poca. Me aconsejaron que fuera a casa y dejara atado todos mis asuntos, forma médica de decir: “Prepárate para morir”. Viví más de una semana con esa preocupación, hasta que decidí que si iba a morir, lo que me quedaba de vida sería vida digna y feliz.

  • ¿En qué momento dejó el virus de ser un dolor de cabeza para ti?

Los primeros tres años fueron un dolor de cabeza crónico, pero el tiempo que cura todas las heridas, hizo que el dolor fuera tolerable. Aceptarme a mí mismo como hombre gay VIH positivo, me permitió mirar de frente al problema, enfrentarlo hasta vencerlo y convertir este infortunio en mi fiel aliado para alcanzar mis metas y mi felicidad.

  • ¿Se puede ser un gay feliz con VIH/sida?

Este diagnostico en papel es lo más cerca que he estado de la muerte, y espero que sea lo más cerca por mucho tiempo. Al darme cuenta que la vida es efímera, comprendí que el tiempo es corto y no vale la pena vivir de acuerdo al pensamiento de lo demás. Cuando me acepté y le conté a mi familia primero que era gay, y años después que tenía VIH, sentí mucha paz. Desde entonces, nuestras relaciones han mejorado y aprendimos a decirnos "te amo". Soy un hombre feliz por encima del VIH. Eso no quiere decir que no tenga problemas, pero he aprendido a no dejar que mi estado de ánimo dependa de ellos.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.