1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://gaylatino.about.com/od/Mejorarlaautoestima/a/Soy-Vih-Positivo-Y-Ahora-Qu-E.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Soy VIH positivo, ¿y ahora qué?

Consejos para sobrellevar un diagnóstico de VIH recién recibido

De

Soy VIH positivo, ¿y ahora qué?

Es importante buscar ayuda médica y psicológica al ser diagnosticado VIH positivo. Mientras más pronto te pongas en manos expertas, menos depresión y mejores resultados.

Stockbyte / Getty Images

Ser diagnosticado VIH positivo es doloroso al principio. El día que recibes los resultados, la sensación es de prepararse para morir. La muerte, sin embargo, es un concepto inútil y no vale la pena enfocarse en ello porque a pesar del virus, puedes vivir plena y felizmente por décadas, ya que la enfermedad es controlable con un tratamiento.

Probablemente experimentes un período de luto; pudieras sentirte triste y tener auto conmiseración, refugiarte en el alcohol o alguna sustancia que anestesie tu dolor. Pero no es bueno quedarse en el lugar de víctima por un largo tiempo. Lo primero que te ayudará es la aceptación de tu condición. Es algo que no puedes cambiar y te tocará vivir con el virus el resto de la vida. Ahora bien, puedes sentirte miserable o superar la adversidad y lograr la paz.

Le he pedido a mi amigo Félix, quien es portador del VIH, que ofrezca sus consejos a aquellas personas gay que recientemente han recibido un diagnóstico positivo y se pregunten: “¿Y ahora qué hago?”.

Lee la historia personal de Félix

Consejos para sobrellevar el diagnóstico de VIH

  • Busca un grupo de ayuda donde se reúnen hombres gay VIH+

Félix fue a uno de estos grupos y ese primer día se impresionó al encontrarse con personas que asumieron responsablemente su enfermedad. Entendió que si aceptaba a estas personas, daría el primer paso para aceptarse a sí mismo. Ahora es integrante del grupo donde encaja perfectamente; tiene más control sobre sus pensamientos, por lo que su mente ya no se enfoca tanto en el aspecto negativo de su vida.

Al principio tuvo que morderse la lengua para evitar expresar un comentario cínico contra el grupo, que lo recibió afectuosamente. Gracias a los consejos de los otros miembros, se sintió motivado a tomar decisiones inmediatas y responsables sobre su salud. En ellos halló el conocimiento que necesitaba para desarrollarse en múltiples áreas de su vida.

  • Evita la soledad

La gente a veces cree que tener VIH es tener “la enfermedad solitaria”, porque muchos suelen aislarse tras descubrir su condición serológica, y también temen ser rechazados. Cuando Félix descubrió que tenía VIH, luego de haber decidido hacerse la prueba de detección del virus, pensó que merecía el ostracismo a causa de lo que había hecho.

Pronto se daría cuenta que nadie ha podido recuperarse del avance del VIH solo. La compañía es mejor que el aislamiento, bien sea de un amigo que tiene VIH, u otro que no tenga el virus pero conozca tu realidad. Hoy en día las personas son muy abiertas, especialmente en la comunidad gay, y es poco probable que alguien rechace tu amistad solamente por tu estatus. Estos amigos sin duda alegrarán tu vida.

  • Sé indulgente contigo mismo

De igual manera que uno mima a un niño enfermo dándole sus cosas favoritas o a una persona que se está recuperando de un accidente, puedes comenzar a tratarte a ti mismo con amabilidad y cariño, sin remordimiento por los errores del pasado que tal vez causaron que contrajeras el virus. La infección no está vinculada con un hecho inmoral. Es una mera enfermedad y por eso puedes darte el gusto de tratarte como enfermo, no en el sentido de lamentarte, sino de consentirte y practicar algunas técnicas para mejorar la autoestima.

Aunque seas portador de VIH, puedes disfrutar de una vida en recuperación emocional y emplear tu tiempo para recrearte, compartir con los amigos o practicar un pasatiempo o deporte, comer sano y de vez en cuando degustar un festín de dulces. Tienes derecho a esperar milagros. Mientras esperas, sé tu propio salvador fomentando el amor propio y tratándote con compasión.

Más consejos para sentirte mejor a pesar del diagnóstico de VIH

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.