1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://gaylatino.about.com/od/Vidagayespiritual/a/Una-Carta-Para-Dios.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Una carta para Dios

La gratitud a un Poder Superior ayuda a la autoaceptación como personas gay

De

Una carta para Dios

Escribir una carta a Dios es un buen ejercicio para conectarte con El, expresar gratitud y afirmar todo lo que quieres atraer a tu vida.

© Michael Gäbler / Wikimedia

A menudo las personas gay que hemos sufrido rechazo en la niñez y adolescencia atravesamos por momentos de dificultad emocional al madurar como adultos. Por eso muchos hemos enfrentado -y superado- etapas de depresión y conductas autodestructivas que responden a la baja autoestima.

Pero cuando salimos de la tristeza, sentimos que hemos crecido y vemos que nuestro pasado no es tan doloroso como parecía cuando estábamos en la escuela. Ahora tenemos más fortaleza y nos sentimos más preparados para salir del clóset si aún no lo hemos hecho.

Existen numerosos caminos a la superación y ejercicios para sentirnos bien sobran. Uno que suele ser muy provechoso es escribir cómo uno se siente y afirmar, en tinta y papel, qué es lo que quieres para atraerlo a tu vida. Hace un tiempo, me recomendaron que escribiera una carta a Dios. Recién superaba un período muy turbulento de mi vida. Creo que es una herramienta útil para todas las personas LGBT. Decía así:

Querido Dios:

Ayer te vi asomarte por el rayo de luz que atravesó la nube que cobijaba el mar. Me sonreíste, una vez más, y sentí el éxtasis de estar próximo a ti.

Ultimamente, percibo que me acaricias con más ternura, quizás porque me estoy dejando acariciar. Como notarás, he estado llamándote con mayor ímpetu para que compartamos más tiempo; para maravillarnos con los milagros de tu creación; para que dialoguemos sobre dónde me encuentro en tu misión divina.

Nuestras conversaciones han cobrado matices más profundos ahora que me tracé el objetivo de ser agradecido. Apenas despierto con el alba, inscribo en mi mente una lista de diez realidades por las que mi alma siente gratitud. Una que repito cotidianamente es el despertar espiritual; la posibilidad de escribirte esta carta; la certeza de que la leerás.

Siempre has sido compasivo y generoso, y aunque estoy conciente de que nos regalaste el libre albedrío para forjar nuestro propio destino, también sé que tu omnipresencia sigue allí, escudándonos. Mientras más la diviso, más la exhibes. Mientras más la aprecio, más la intensificas.

Es como jugar al tenis con el cielo.

Cada vez que me concentro en ti, la ansiedad de mi andar por la vida se disipa y las preocupaciones se suavizan. No es fácil llegar a ese momento, pero una vez que vislumbro el camino, lo difícil es perderse, pues las vías son infinitas. El único combustible que se necesita es la voluntad. Hoy me esfuerzo por tenerla.

Confieso que a veces me duele cuando me pellizcas el brazo para hacerme ver algo que no logro ver, que no quiero ver. El moretón perdura unos días; a veces, meses, años. Sin embargo, cuando desaparece, la piel se ve más tersa. Eso es lo que experimento en estos duros momentos de madurez emocional.

Este caudal de sentimientos los comparto con un sinnúmero de personas en el planeta. Recibe esta carta en nombre de todos nosotros y ayúdanos a convivir en paz y a enarbolar la tolerancia, que tanto es lacerada por quienes no comprenden tu esencia.

Creo que todo ser humano te tiene presente en su niño interior, en lo profundo de su espíritu, pero frecuentemente elude abrirse a ti por egoísmo y temor al infinito.

Por favor, regálanos la capacidad de discernir nuestra verdad individual y, más necesaria, la facultad de respetar la de otros, pero no permitas que las verdades de unos sirvan de plataforma para dar cabida a la barbarie.

Es hora de que las espadas se vuelvan arados, que los resentimientos se desvanezcan como cenizas en el viento y que la paz interior irradie la soledad del hombre que se dispone hacer el bien. Basta de rechazos injustos, de identidades vacías y del exceso de los defectos de carácter.

Por último, quisiera una paleta de acuarelas para colorear mi vida cuando se torne gris. También me sería provechoso un lugar mágico donde vaciar las cargas que me afligen. Pero sobre todo, me gustaría que me permitieras estar aún más cerca de ti para así, a la sombra de tu aura, robustecer mi fe en el ser humano e inspirarme a crecer como individuo día a día.

Mientras tanto, lo que puedo hacer es cumplir, humildemente, con mi misión de darle al mundo lo que me has dado; lo que nos has dado a todos, esa chispa divina que engendraste en nosotros.

El desafío es encenderla.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Comunidad Gay
  4. Vida gay espiritual
  5. Carta a Dios

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.